top of page
  • Miguel Argüello Oviedo

El riesgo legal en los inicios de una empresa

Qué tal tomarse un cafecito mientras vas disfrutando de esta entrada.


Jugando Jenga como ejemplo del riesgo legal
Riesgo Legal al armar tu juego

Comúnmente se define que riesgo es el efecto de la incertidumbre sobre los objetivos.

No tenemos un riesgo así por así. Tenemos un riesgo porque hay un peligro. Pero no hay un peligro sino existe un evento; y habrán eventos o acciones en la medida que exista una causa que los genere. Habrán causas porque existen decisiones tomadas para actuar.


Pero no hay un peligro sino existe un evento; y habrán eventos o acciones en la medida que exista una causa que los genere. Habrán causas porque existen decisiones tomadas para actuar.

En una organización cada decisión que se toma busca alcanzar un objetivo. Por eso digo que no existe un riesgo por si mismo. Habrán eventos como causas o decisiones para actuar existan.


Un ejemplo sencillo sería:

  • Un grupo de amigos se reúnen para tomar la decisión de formalizar una empresa. Deciden actuar (causa) y van al notario para constituir una sociedad. Llegan donde el notario y le transmiten a este la decisión adoptada. El notario les prepara la documentación y constituyen la sociedad (evento).

Como se desprende del ejemplo ya hay un evento. Por tanto, hay peligro. Pero, ¿de qué peligros podemos hablar? Al haber peligro obviamente hay riesgo.


Veamos:


El evento principal es que crearon la sociedad. Pero se desencadena una serie de otros eventos. ¿Cuáles?

  • Funcionamiento de los órganos sociales. ¿Qué es ese funcionamiento? En otra entrada compartiré como deben funcionar los OS. Principalmente tiene que funcionar la Junta Directiva y la Junta General de Socios.

  • Contabilidad formal conforme a las normas del país y las internacionales.

  • Declaración y pago de impuestos.

  • Regulaciones de acuerdo al sector.

  • Asuntos laborales.

  • Manejo de activos.

  • Contratos con terceros.

  • Entre otros.

¿Será que todos estos eventos pueden generar un riesgo legal?


Bueno, lo que sucede es que al momento de tomar la decisión dieron paso a dos grandes eventos o acciones que son la Constitución de Sociedad y el funcionamiento del negocio.


A raíz de la constitución y el funcionamiento del negocio se desprenden una serie de eventos a desarrollar que sirvan para alcanzar los objetivos fijados y estos conllevan potenciales peligros que podrían provocar no alcanzar esos objetivos; o sea, riesgos. No se sabe si podrán llevarse a cabo todas los eventos propuestos, y para tener más certeza, los amigos deben controlar los riesgos de cada decisión que toman. Creanme no es nada difícil y menos si tienen un buen asesor.


Recordemos que toda organización es un conjunto de procesos, y que el día a día está determinado por las acciones que se realicen y que estas contienen variables diferentes, algunas complejas y otras no tanto. Pero todas estas variables deben ser gestionadas y tratadas.


Si uno de los eventos depende de pocas variables, entonces podemos decir que podrá haber más control y menos azar intervendrá en el resultado. Por decirlo más fácil: Si los amigos se quedan con la sociedad sin desarrollar el negocio solamente habrán pocos eventos que pueden ser manejados sin ningún tipo de complejidad; por ejemplo:

  • Si la sociedad esta inscrita en el registro mercantil, pero no opera, tendrá que realizar algunas acciones; tales como:

    • Cumplir con el funcionamiento de los órganos sociales.

    • Cumplir con las declaraciones de beneficiario final cuando corresponda según la legislación.

    • Pago en algunos países de un impuesto por sociedades inactivas. Tal es el caso de Costa Rica.

    • En algunas legislaciones deben realizar declaraciones de impuestos a pesar de no estar en operación.

No obstante, si la sociedad está en plena operación, definitivamente habrán más variables que intervengan en el día a día. Es aquí donde crece el riesgo porque la empresa ha trazado una serie de objetivos y esperan que los resultados sean seguros. Pero en la práctica no hay certeza de esos resultados. Al no haber certeza, hay riesgo. En pocas palabras habrá incertidumbre sobre los objetivos.


Por tanto, estaremos frente a las variables complejas de los eventos que desarrolla la empresa; y al tener menos control de todas las variables pues es simple, más azar intervendrá.


Por eso el riesgo legal es multilocalizado y está relacionado con (ISO 31022):

  1. Asuntos legales

  2. Regulatorios

  3. Contractuales

  4. De derechos

  5. Asuntos de obligaciones no contractuales

Un mal manejo del riesgo legal tiene varios efectos y uno de estos es sobre la reputación de la empresa. Y un daño reputacional es un asunto al que se le debe prestar muchísima atención porque de la reputación de la empresa depende la confianza que los clientes y proveedores tienen en ella.


Eso sí, una vez identificados los riesgos legales, estos deben ser caracterizados y analizados de una forma que se permita obtener un valor y poder tomar una decisión sobre ellos para su gestión y tratamiento.

Se hace necesario comprender que cuanto mayor control se tenga sobre el resultado de una decisión, menos azar habrá y más fácil se hace cumplir los objetivos. Pero esto sucederá en la medida que se gestione adecuadamente el riesgo legal. De lo contrario, a como escribí al inicio, la empresa estará reaccionando de problema en problema; y sí, entiendo que algunos serán problemas sobrevenidos, pero otra parte de ellos no, y esta forma reactiva solo desgasta y genera una pésima cultura en la organización.


Se hace necesario comprender que cuanto mayor control se tenga sobre el resultado de una decisión, menos azar habrá y más fácil se hace cumplir los objetivos. Pero esto sucederá en la medida que se gestione adecuadamente el riesgo legal.

Si quieres que tu organización crezca y que tus negocios transiten en todo el laberinto de leyes, normas, situaciones regulatorias, contractuales, internas en la empresa, etc, debes saber a qué riesgos legales te enfrentas. Cuales decisiones has o han tomado de trascendencia y que riesgos generan estos eventos.


De lo contrario, tu organización irá reaccionando a los peligros de cada decisión cuando estás aparezcan. No subestimes el riesgo legal. No es un simple incumplimiento, va mucho más allá. Algunas veces las decisiones tendrán feliz termino, todo estará como se quiso, y en otras todo saldrá mal. Puedes revertir esto último a que un mínimo de tus decisiones salgan mal aplicando una correcta identificación del riesgo.


Si no lo has hecho aún te invito a que lo hagas. Porque no solo es identificar los riesgos, sino analizar el grado de exposición que la organización o el proyecto tienen y crear una estrategia de gestión y tratamiento.


 

Miguel Arguello especializado en análisis regulatorios y riesgo
Miguel Argüello O.

Commentaires


bottom of page